"Finalmente una impresora 3D que cualquiera puede usar".Esto es lo que nos presenta Pirate3D, una empresa de Singapur que desea vender sus impresora Buccaneer por 347 dólares y que, para ello, busca financiación colectiva. A las 350 primeras personas que colaboren en el proyecto, la impresora 3D les costará 247 dólares menos, unos 190 euros en total.

La impresora Buccaneer es algo más pequeña que Makerbot, pues las piezas que puede reproducir tiene un máximo de 25x25x25 centímetros cuando las de Makerbot pueden llegar hasta 49x42x38. El material que admite es el mismo, el plástico ABS.

¿La tendremos en casa pronto?